Join Us!
We will contact you shortly
?

Wangiri: Alerta para usuarios y negocios internacionales de países ricos

  • »
  • »
how to stop wangiri calls scam ab handshake
Si es residente de Estados Unidos o Canadá es posible que esté familiarizado con este tipo de fraude, Wangiri. Una llamada suena rápidamente y luego se detiene. Parece un simple error, por lo que devuelve la llamada para luego escuchar una grabación de audio y colgar. Si bien esta llamada parece insignificante, el cargo en su factura telefónica a fin de mes es enorme.

Este dudoso esquema de fraude, llamado Wangiri (Llamada y Corte, en español), causa un daño enorme tanto a los usuarios finales como a las empresas. Roba miles de millones de dólares de los usuarios finales cada año, destruye las relaciones con los clientes, sobrecarga los circuitos de los operadores y desencadena una pérdida irreparable de clientes.

El daño que causa este fraude en todo el mundo en dólares estadounidenses es asombroso. En conjunto, la pérdida total global de ingresos de telecomunicaciones por fraude se estimó en $39.8 mil millones en 2021. Los ataques de Wangiri, por sí solos, fueron responsables de $2.23 mil millones del total, y los países más ricos del mundo, como Estados Unidos y Canadá, cargaron con la mayor parte de estas pérdidas.

Si bien los sistemas tradicionales de gestión de fraude (Fraud Management Systems - FMS) en estas naciones utilizan tecnología ultramoderna y bien intencionada, como el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, han tenido problemas para detener todos los ataques de Wangiri.

Entonces, ¿tenemos que simplemente aceptar estas pérdidas como un impuesto y continuar?

Afortunadamente no lo debemos hacer. Con la nueva tecnología de prevención del fraude basada en la validación cruzada de los detalles de las llamadas, podemos detener definitivamente este esquema de fraude dañino.

Wangiri: la cara regional del fraude

Este es el tercer artículo de nuestra serie "Fraude regional". Al final de este artículo usted entenderá:

● Qué es el Wangiri y cómo funciona
● Por qué se ha descontrolado en países ricos como EE. UU., Canadá, Europa y Medio Oriente
● Por qué un FMS tradicional tiene dificultades para detectar y detener los ataques de Wangiri
● Cómo podemos eliminar definitivamente el Wangiri

No perdamos más tiempo y sumerjámonos en el tema.

¿Qué es el Wangiri?

A continuación encontramos una definición de este tipo de fraude:
El Wangiri es una forma de Fraude Internacional de Participación en los Ingresos (International Revenue Share Fraud - IRSF) en la que los estafadores obtienen ganancias al aumentar artificialmente el tráfico a números internacionales de tarifa premium (international premium-rate numbers - IPRNs) o destinos costosos. Lo hacen por medio de llamadas de uno o dos timbres a teléfonos de suscriptores para atraerlos a que devuelvan la llamada y, sin saberlo, acumular cargos exorbitantes.
Hay pocos costos para los estafadores que inician las llamadas perdidas, ya que la mayoría de estas llamadas se desconectan antes de que el suscriptor objetivo responda.

Y si bien solo un pequeño porcentaje de estos intentos logran obtener la llamada de vuelta, cada ataque puede generar cientos de miles de "llamadas perdidas" en un día para los clientes de uno o más operadores móviles. Por lo que incluso un pequeño porcentaje de devoluciones de llamadas genera enormes ganancias.

Dos 'etapas' del fraude Wangiri

El fraude Wangiri consta de dos "etapas". La primera consiste en generar "llamadas perdidas". La segunda implica la "devoluciones de esas llamadas".

Las diferentes variaciones en cada etapa y su naturaleza inherente dificultan la detección y el bloqueo por parte de los sistemas tradicionales de gestión de fraudes.

Para entender mejor este punto, necesitamos analizar las tres tácticas que usan los estafadores de Wangiri.

3 tácticas del fraude Wangiri

Estas son las tres tácticas que utiliza el fraude Wangiri.

1. Titular corrupto de un Número de Tarifa Premium

El propietario de un número internacional de tarifa premium (IPRN) genera llamadas de un solo timbre a partir de su capacidad numérica para cientos de miles de suscriptores de uno o más operadores móviles.

Algunos suscriptores devuelven la llamada a este número de tarifa premium y acceden a una grabación de audio, un menú automatizado u otra distracción destinada a mantenerlos conectados el mayor tiempo posible mientras acumulan cargos. La persona que llama se demora varios momentos antes de colgar.

El fraude aquí tiene lugar en la primera etapa. Esto es increíblemente difícil de rastrear ya que no hay una duración significante. Además, el operador de terminación no tiene forma de saber si el número es de alto o bajo riesgo, y no puede decidir con certeza si debe bloquearlo o no.

En la segunda etapa, los usuarios devuelven la llamada a este número para comunicarse con el número de tarifa premium con una grabación misteriosa.

El operador mayorista que devuelve esta llamada al rango de números fraudulentos puede bloquearla si detecta un patrón sospechoso. Sin embargo, los operadores a menudo simplemente desbordan las llamadas a otro operador mayorista para garantizar que las llamadas se conecten.

Como resultado el propietario corrupto de este rango genera con éxito un aumento artificial en el tráfico de su servicio, aumentando de esta forma sus ingresos.

2. Operadores fraudulentos cooperan para desviar las llamadas

Un operador de tránsito corrupto se confabula con un estafador.

El estafador genera "llamadas perdidas" con el número A de un destino caro o un numero internacional de tarifa premium. El operador de tránsito corrupto secuestra el tráfico de devolución de llamadas y lo enruta a un operador de terminación fraudulento que incluso puede conectar este tráfico a personas reales desde un call center, todo con la misma intención: mantener a las personas conectadas el mayor tiempo posible y acumular cargos.

Los estafadores luego se reparten las ganancias.

El fraude aquí tiene lugar en el segundo tramo, donde se produce la devolución de llamada y donde trabajan los operadores corruptos de tránsito y terminación.

En el panorama actual de las telecomunicaciones, un FMS tradicional en la red de un operador trabaja de forma aislada de otras redes, esencialmente sin comunicación con los otros operadores. Esto dificulta determinar que una llamada ha sido secuestrada en cualquier punto de la cadena de llamadas.

Aquí radica tanto el problema como la solución para detener definitivamente el Wangiri. Un solo operador nunca vencerá al Wangiri por sí solo. Detectarlo con un 100% de precisión requiere comunicación entre los operadores. Discutiremos esto en detalle más adelante en este artículo.

Pero antes veamos la tercera táctica que usan los estafadores de Wangiri. Es relativamente joven y se dirige a empresas, en lugar de a usuarios finales.

3. "Wangiri 2.0"

En los últimos años se descubrió un nuevo tipo de fraude muy similar a Wangiri. Lo que distingue a este esquema del Wangiri tradicional es su víctima: las verdaderas víctimas aquí son las empresas, cuyos call center son engañados para devolver llamadas a números de alta tarifa.

Este nuevo tipo de fraude se denominó "Wangiri 2.0".

En un ataque de Wangiri 2.0, los robots automatizados generan devoluciones de llamada al enviar números de teléfono a cientos de miles de formularios de solicitud de contacto comercial en línea. El tráfico de las devoluciones de llamadas (realizado por los call center de la empresa) se enruta a través de las mismas formas utilizadas en las dos tácticas anteriores.

Las empresas pueden confundir fácilmente este tráfico con un aumento natural en las solicitudes de contacto, cuando en realidad están siendo engañadas para que desperdicien su presupuesto de marketing.

Estos son los tres esquemas principales que usan los estafadores de Wangiri. Ahora bien, ¿quién es el primero en sufrir estos ataques? Suscriptores en naciones ricas.

Pérdidas globales a causa del fraude Wangiri: ¿quién está más expuesto?

Los clientes de regiones ricas como Norteamérica, Europa y Oriente Medio son los primeros en sufrir este tipo de fraude.

Los usuarios de Estados Unidos y Canadá se ven particularmente afectados. Los estafadores aprovechan especialmente el Plan de Numeración de América del Norte (North American Numbering Plan - NANP) para engañar de manera más efectiva a los clientes en estos países para que devuelvan la llamada.

Los estafadores de Wangiri a menudo atacan a clientes en Estados Unidos y Canadá con números A de NANP que pertenecen a países del Caribe. En este caso, la víctima devuelve la llamada, pensando que la llamada vino de los Estados Unidos y que será gratuita (incluida en su plan celular). En cambio, pagan por una llamada internacional.

Naturalmente los expertos en la materia han desarrollado soluciones para mitigar estos ataques. Si bien las soluciones actuales pueden detener algunos ataques de Wangiri, tienen dificultades para bloquearlos todos de manera efectiva y precisa.

Si bien los ataques de Wangiri son bastante comunes en América del Norte y Europa, en 2020-2021 se evidenció un rápido aumento de los ataques de Wangiri en el Medio Oriente.

Echemos un vistazo a este problema en detalle.

Deficiencias de los Sistemas Tradicionales Antifraude

Hoy en día el Wangiri sigue siendo uno de los esquemas de fraude más peligrosos que existen y se erige como uno de los más difíciles de detectar y detener para las soluciones tradicionales de fraude.

Los operadores han establecido listas negras en un intento de detener los ataques de Wangiri. Intentan mantener la base de los números IPRN dados y otros rangos utilizados por este esquema, e intentan detener las llamadas entrantes de estos números, así como las llamadas salientes a ellos. Sin embargo, los estafadores adquieren regularmente nuevos rangos de números y las bases de datos se vuelven rápidamente obsoletas.

La mayoría de los expertos se han centrado en los sistemas de gestión de fraudes basados en IA y tratan de capacitarlos para detectar de una manera más eficaz los patrones de Wangiri.

Sin embargo, hay dos cuestiones clave en el centro de este problema:

La naturaleza fragmentada del servicio global de telecomunicaciones
El enfoque aislado y reactivo que usan los operadores para proteger sus redes

Estos dos problemas dejan grandes oportunidades para que los estafadores de Wangiri generen llamadas perdidas, abusen de las devoluciones de llamadas y roben miles de millones de dólares cada año.

Veamos cada problema de forma individual.

Fragmentación

Las telecomunicaciones están fragmentadas por naturaleza. Esto deja muchas oportunidades para que los estafadores se incrusten en la cadena de llamadas en muchos puntos a lo largo de la misma.

Por ejemplo, muchas de las devoluciones de llamada en una estafa de Wangiri se entregan a través de múltiples operadores de red. Una sola llamada de voz puede originarse en una red celular y terminar en otra red de línea fija, que involucra a un proveedor separado.

Una sesión más compleja es igual de común. Por ejemplo, una llamada puede comenzar desde un teléfono celular fuera de los EE. UU., luego recorrer el mundo a través de una red de larga distancia o de varias redes proporcionadas por otros operadores de telecomunicaciones antes de terminar en otra red móvil dentro de los EE. UU.

Cada pieza de la cadena de llamadas puede servir como un "punto de entrada" para los estafadores.

La siguiente pieza de este problema es el aislamiento en el que trabajan los operadores.

Aislamiento y enfoque reactivo

El enfoque tradicional para prevenir Wangiri y otros esquemas de fraude siempre ha sido reactivo.

Los expertos han desarrollado sistemas avanzados de gestión de fraudes para mitigar los ataques de Wangiri basados en firmas digitales, señalización SIP en banda, inteligencia artificial y otras tecnologías ultramodernas y bien intencionadas.

El objetivo aquí es operar como un "muro de defensa", por así decirlo, alrededor de sus redes. Sin embargo, ignoran lo que sucede en otros segmentos de la cadena de llamadas, lo cual es valioso.

Sin una forma de comunicarse con otros operadores en tiempo real y ver lo que sucede en otros puntos de la cadena de llamadas, los abusos pasan desapercibidos. Los operadores detectan y detienen con éxito solo algunos ataques. Además, su enfoque es reactivo. Responden a los ataques solo después de que ocurren y ajustan sus protocolos en consecuencia con la esperanza de prevenir ataques similares en el futuro.

Todos estos problemas, combinados, han resultado en un juego continuo del gato y el ratón entre los estafadores y los operadores. Los estafadores se mantienen un paso por delante de los operadores, manteniendo un punto de apoyo en el mercado y robando con éxito miles de millones de dólares de los usuarios finales cada año.

Esto es lo que representan estas pérdidas en USD.

Pérdida global por fraude de Wangiri en USD

De acuerdo con las encuestas globales de pérdidas por fraude de la CFCA:

  • El Wangiri estuvo entre los cinco principales riesgos globales de fraude de telecomunicaciones en 2021.
  • En 2019 los ataques de Wangiri representaron una pérdida global por fraude de telecomunicaciones de $1.8 mil millones.
  • En 2021 los ataques de Wangiri representaron una pérdida global por fraude de telecomunicaciones de $2.23 mil millones.
Si bien nuestro objetivo es eliminar definitivamente el fraude, las estadísticas de los últimos años indican que el Wangiri va en aumento.

Además, dado que las pérdidas de ingresos por fraude de telecomunicaciones han aumentado continuamente, este efecto se ha agravado ligeramente en medio de la pandemia de COVID-19.

El problema va más allá de la pérdida financiera. El Wangiri también equivale a daños logísticos y de reputación.

Perjuicios del Wangiri

Los daños de Wangiri no son solo una cuestión de pérdida financiera. Este esquema también inflige pérdidas de reputación devastadoras para los operadores y crea problemas logísticos agobiantes.

Pérdida financiera y de reputación

En primer lugar, cientos de miles de usuarios en América del Norte, Europa y Medio Oriente reciben enormes facturas telefónicas por cada ataque exitoso que luego, a menudo, disputan con su operador de telefonía móvil.

Las víctimas simplemente llamaron a números legales o, en otros casos, un operador de tránsito corrupto secuestró su llamada de manera "invisible". Esto hace que sea casi imposible para los operadores de telefonía móvil resolver las disputas de manera efectiva. Los transportistas se encuentran con un dilema: o reembolsan los costos o corren el riesgo de perder a sus clientes.

Además, los operadores no pueden detectar una llamada sospechosa con un 100% de efectividad. Por lo tanto, se enfrentan a otro dilema: deben elegir entre permitir una llamada internacional saliente (y, en consecuencia, beneficiarse de ella) o denegarla y arriesgarse a tener experiencias negativas con los clientes.

Muchos en esta industria preguntan,

¿Qué pueden hacer los operadores para protegerse mejor a sí mismos y a sus clientes?

¿Estados Unidos y Canadá simplemente tienen que aceptar estas pérdidas como un impuesto?

A pesar de las tácticas sofisticadas que utilizan los estafadores de Wangiri para evitar ser descubiertos, todas las llamadas realizadas a través de cualquier red en cualquier momento tienen una cosa en común: los detalles de la llamada. Es con estos detalles que podemos detectar y detener el 100% de todos los ataques de fraude Wangiri con absoluta confianza y cero falsos negativos. A continuación explicaremos mejor como esto funciona.

Validación cruzada: solución 100% efectiva para detener el Wangiri

La capacidad de detener este fraude radica en abordar el problema de fragmentación mencionado anteriormente. Resolver este problema requiere la colaboración de la industria.

Esto se puede lograr al permitir que los operadores se comuniquen y validen los detalles de las llamadas en tiempo real a medida que se configuran.

Con una solución de este tipo, los operadores pueden detectar con eficacia hasta la más mínima manipulación en cualquier punto de la cadena de llamadas con un 100% de precisión y detener un ataque de Wangiri antes de que se conecte.

Este es el principio sobre el que opera la solución AB Handshake.

Si bien la tecnología es revolucionaria, el producto final es simple y efectivo. También está disponible para cualquier operador en cualquier país del mundo.

AB Handshake: Detener definitivamente el fraude Wangiri

AB Handshake es una solución que funciona según el principio de la validación cruzada de los registros A y B de una llamada.

Así es como funciona:

1. Tan pronto como se inicia una llamada, la red de origen registra los detalles clave de la misma en el Registro de llamadas A. Los detalles incluyen los números A y B, así como una marca de tiempo para el inicio de la llamada.
2. La red de terminación luego envía sus respectivos detalles de llamadas al Registro de llamadas B.
3. Ambos registros intercambian simultáneamente mensajes cifrados a través de Internet para realizar una validación cruzada de los detalles de estas llamadas.

Cualquier discrepancia entre los detalles de la llamada indica una cosa: fraude. Dicha llamada se marca inmediatamente como fraude y se bloquea antes de que se conecte.

En el caso de un ataque de Wangiri, los estafadores falsifican la CLI o se asocian con operadores fraudulentos para secuestrar una llamada y terminarla en un destino de alta tarifa (por ejemplo, PRS u otro destino costoso). Como resultado, surgirá una discrepancia entre los registros de llamadas y se bloqueará dicha llamada.

Con AB Handshake, los operadores en las regiones más afectadas como EE. UU., Canadá, Europa y Medio Oriente pueden pasar de un juego reactivo del gato y el ratón a eliminar proactivamente el fraude Wangiri antes de que ocurra.

Comunidad libre de fraude

Se garantiza que todo el tráfico del operador monitoreado por la solución AB Handshake está libre de Wangiri y todas las demás formas de fraude de voz con un 100% de precisión y cero falsos positivos.

A medida que más operadores adoptan la solución AB Handshake, la comunidad crece. La porción de tráfico libre de fraude crece mientras que la porción de tráfico fraudulento se reduce, lo que finalmente deja a los estafadores sin salida.

Si AB Handshake viene adoptado a escala global, se puede eliminar definitivamente todos los ataques de Wangiri.

Para hacer realidad esa visión, el equipo detrás de AB Handshake entiende que la asequibilidad y la integración son factores clave para cualquier solución de este tipo. Debe ser asequible y debe integrarse fácilmente con la configuración predeterminada de la red actual de cualquier operador junto con cualquier FMS actual.

Integración perfecta y asequible

A diferencia de la tecnología de señalización SIP en banda, basada en firmas, que se utiliza en la mayoría de los sistemas tradicionales de gestión de fraudes, la base eficiente y fuera de banda de AB Handshake es clave para su éxito. Permite una solución sencilla, fácil de integrar y de bajo costo que puede ser adoptada por cualquier operador en todo el mundo.

Tradicionalmente la etapa de integración de los sistemas de gestión del fraude requiere mucho tiempo y esfuerzo, lo que se traduce en mayores costos. La integración de AB Handshake puede llevar tan solo una semana. El corto tiempo de implementación nos permite reducir los costos de integración.

Unirse a esta comunidad es un proceso simple. Nuestros especialistas en incorporación ayudan a instalar el software AB Handshake en un servidor dedicado. Luego lo configuran con su equipo de red actual y el sistema quedará listo para su uso.

Usted tiene la capacidad de personalizar las reglas de la política de seguridad personal para el tráfico de voz entrante y saliente. Una vez activo, puede monitorear todo el proceso de validación a través de una interfaz en línea que ofrece transparencia y le permite ver toda la actividad en el sistema.

Los operadores en los EE. UU. y Canadá ahora tienen una forma liviana, asequible y efectiva de protegerse de la avalancha de ataques de Wangiri.

Asóciese con AB Handshake

Al comprender el fraude de Wangiri y las soluciones disponibles, los operadores en los EE. UU., Canadá, Europa y Medio Oriente finalmente pueden proteger sus negocios y sus suscriptores. Ahora ellos están comenzando a detener las implacables cargas financieras, logísticas y de reputación de los ataques de fraude Wangiri.

La comunidad de AB Handshake está trabajando actualmente con más de 200 operadores en varias etapas de integración, incluida la negociación, la firma de contratos y la incorporación.

Estamos incorporando activamente proveedores desde cualquier lugar del mundo y la solución ya está validando el tráfico en vivo de forma global.

Si está interesado en unirse a la comunidad de AB Handshake hoy mismo, o simplemente tiene preguntas, no dude en contactarnos aquí. Uno de nuestros especialistas en incorporación se pondrá en contacto con usted en breve.