Join Us!
We will contact you shortly

Llamadas automáticas (Robocalls)

Prevención contra Llamadas automáticas. Protéjase del fraude con AB Handshake.

Las llamadas automáticas no necesitan introducción: el nombre de este tipo de fraude de voz habla por sí mismo. Todos en algún momento hemos recibido este tipo llamadas automáticas no solicitadas. No hay forma en la que los receptores las puedan identificar, ya que el número en la pantalla luce legítimo. Los usuarios finales se dan cuenta de que están hablando a una máquina solamente al contestar sus teléfonos. No importa qué solución antispam esté siendo utilizada, lamentablemente algunas robocalls siempre pasan.


¿Cómo funciona una llamada automática?


Una robocall entrega un mensaje de voz automatizado o pregrabado. A menos que se haya otorgado un permiso para usar un número en particular, la llamada es ilegal en muchos países. En los EE. UU., la Ley de Protección al Consumidor Telefónico y la Norma de Ventas de Telemercadeo prohíben a las empresas usar un marcador automático para llamar o enviar mensajes de texto a un teléfono sin su permiso. La mayoría de las llamadas ilegales también son falsificadas, lo que significa que el identificador de llamadas se manipula para que al destinatario le resulte familiar.

En la mayoría de los casos, los estafadores compran listas de cientos de miles de números de corredores. Luego, ingresan los números en un programa de computadora que opera en un bucle, marcan la lista y van adjuntando un número manipulado a cada llamada para que parezca que esta proviene de un número local. Este tipo de software, que es tecnológicamente bastante simple, puede realizar hasta un millón de llamadas en una hora.


Riesgo del fraude de las Llamadas automáticas

Las telecomunicaciones tienen un incentivo claro para evitar las llamadas automáticas. En primer lugar, estas llamadas pueden causar una molestia tal en los clientes que estos pueden verse obligados a buscar competidores que ofrezcan una mejor protección. Sin embargo, el daño va más allá de los problemas de retención de clientes: las llamadas automáticas en sí mismas pueden ser muy costosas para las telecomunicaciones.

El costo total es enorme. La Communication Fraud Control Association (CFCA) estima que el fraude de llamadas automáticas le costó a las empresas de telecomunicaciones $0.9 mil millones solo en 2019. El problema es tan frecuente que es la principal queja de los consumidores de la FCC en los Estados Unidos. Los reguladores nacionales de otros países, como el Reino Unido y Singapur, también están enfocados en el problema. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, todavía hay muchas pequeñas compañías telefónicas que están felices de recibir el dinero de las robocalls y colocar estas llamadas fraudulentas en una red telefónica.


Una nueva estrategia para la prevención del fraude


Uno de los desafíos clave ha sido que los reguladores han tratado de resolver el problema en cada jurisdicción específica y aislada, pero, lamentablemente, esto no ha funcionado. Los estafadores se encuentran en todo el mundo y pueden enrutar llamadas a través de numerosas ubicaciones. No hay forma de aislar el problema o la solución. La única forma de abordarlo de manera eficaz, es mediante la cooperación internacional.

AB Handshake se creó para proporcionar una solución comprensiva al riesgo de fraude de las llamadas automáticas mediante la validación global de llamadas. En lugar de que cada empresa y/o regulador invierta recursos en sistemas de protección contra el fraude basados en muestras, patrones o estadísticas, el AB Handshake ha construido una comunidad de empresas que trabajan juntas y que por medio de un 'apretón de manos' común logran validar todas y cada una de las llamadas de ambos extremos. La solución se integra en la red de una empresa, utilizando la funcionalidad predeterminada del equipo existente y los protocolos estándar; no se necesita hardware o infraestructura especial.

La solución es simple, el operador de origen envía una solicitud de verificación directamente al operador de destino. El operador de destino luego se comunica con el propietario del rango falsificado o fraudulento, pero no obtiene la verificación. La llamada se identifica automáticamente como fraudulenta y se bloquea en tiempo real, antes de que pueda acosar a los clientes o aumentar los costos para las empresas de telecomunicaciones. Es infalible; no hay forma de que las robocalls puedan pasar.

Las llamadas automáticas ilegales son perjudiciales tanto para los clientes como para las empresas de telecomunicaciones que brindan su servicio. Al unirse a la comunidad internacional AB Handshake usted puede ayudar a poner fin al fraude de robocalls.

Learn about other fraud types we protect from:

Solicitar el diagrama de flujo de llamada
Descargar White Paper
Lo enviaremos directamente a su email